jueves, 8 de agosto de 2013

Cordillera Blanca: diario de viaje (día 2)

06/07/2013

Escribo desde el Hotel Brit´s en el centro de Huaraz, hoy hemos hecho un trekking pero voy a seguir escribiendo desde donde lo dejé.

Llegamos por fin a Huaraz y allí estaba esperando Sergio. Nos metimos en dos coches y nos trajo a un hotel que es donde tiene su oficina. Nos ha repartido en dos habitaciones, una de las tres donde estamos Ricardo, Fran y yo y en la otra, de dos, están Jordi y Ángel. Teníamos un cansancio considerable pero aun así nos dimos un paseo por Huaraz. Nos tomamos una cervecita en un bareto del centro y a las ocho volvimos al hotel a hablar con Sergio para organizarnos el día de hoy. Ricardo se empezó a encontrar mal pero no tenía fiebre. Intentamos cenar algo y nos metimos en un bar cutrecillo y pedimos unas sopas. Cuando nos trajeron la sopa Ricardo empezó a empeorar porque en el plato había una pata de gallina (con uñas y plumas) unos trozos de pasta y creo que verduras. El caso es que a Ricardo le entraron nauseas y se volvió al hotel y yo me comí mi sopa, apartando mi correspondiente pata de gallina, mientras Fran sorbía el caldito de la suya y Ángel se reía. Luego volvimos al hotel y tuvieron que subir a desatascar el váter porque Fran lo había atascado, jejeje… Ricardo vomitó, echó toda la cerveza, lo suyo claramente era un corte de digestión, probablemente debido al cansancio. Vomitó, se lavó los dientes y nos fuimos todos a dormir. Serían las 10 de la noche o así.

Esta mañana, como a 5:30, he empezado a dar vueltas esperando a que sonara el despertador. Nos ha pasado a los tres lo mismo y hemos empezado a organizarnos. Hemos preparado una mochila y nos hemos duchado y hemos bajado a desayunar. Yo he tomado café, pan con mantequilla y mermelada y un mate de coca. Luego nos han presentado a Jilmer, el que iba a ser hoy nuestro guía. Nos hemos montado en un coche y nos han dejado a varios kilómetros de Huaraz, unos 5 km., en un camino.

Jilmer nos ha dado una bolsita con el almuerzo y nos ha dicho que anduviéramos suave, sin forzar. Durante el paseo, un camino ascendente, nos ha contado un montón de cosas como por ejemplo que 80 de los 120 microclimas que hay en el mundo están en Perú o que en el año 1.970 hubo un terremoto que provocó un desprendimiento de roca y hielo del Huascarán, uno de nuestros picos a escalar, que sepultó una ciudad acabando con la vida de muchas miles de personas. Hemos hablado de aclimatación, de rutas al Alpamayo, de alpinistas inconscientes, de accidentes en montaña, de material… en fin, de un montón de cosas interesantes. 

Según el GPS de Jordi hemos llegado a 3.750 msnm, hasta la laguna de Wilcacocha y luego hemos bajado por otro camino y hemos cruzado el río sobre un “puente” de madera.

(Este día escribí poco, sin embargo hicimos muchas fotos, esta es una selección de las muchas que hice con mi cámara)
 Jilmer contándonos alguna batalla
 Acostumbraos a este gorro, lo llevé puesto siempre que pude...
Y a lo lejos...
...asoma entre las nubes...
 ...una de esas montañas espectaculares, el Oxapalca, ¡Precioso!
 En la laguna

 De izquierda a derecha: Vallunaraju, Oxapalca y Ranrapalca
 Unos niños jugando, les vimos desde lejos, mientras comíamos...
Justo a la derecha del Oxapalca estaba el Ranrapalca, otra mole de hielo preciosa y repleta de escaladas muy apetecibles... Si seguís el diario podréis verlas mucho más de cerca porque aunque no estaba previsto aprovechamos el tiempo de reserva que sobraba y la excelente aclimatación para escalar una de ellas en el día... Un día largo...

Hemos llegado a Huaraz sobre las 14:00 y nos hemos ido a comer a “La Brasa Roja”, unos churrascos a lo pobre tremendos. Hemos vuelto al hotel a pagar a Sergio, de Nuestras Montañas, que aún no le habíamos pagado. Me ha entrado dolor de cabeza, probablemente por el esfuerzo de hoy, y aún no se me ha quitado. Nos hemos subido a una terraza en la azotea de nuestro hotel desde donde habían unas vistas espectaculares de Huaraz y de las grandes y blancas montañas que hay a su alrededor. Luego me he tirado en la cama a escribir un rato. Aún me duele la cabeza…voy a dejar de escribir, a darme una ducha y a tomarme algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada