domingo, 9 de agosto de 2015

Vietnam: diario de viaje (VIII)

24/05/15 08:23

Como de costumbre, primero os cuento dónde ando y luego sigo contando cosas. Estamos en un autobús rumbo al sur de Phu Quoc, vamos a hacer submarinismo tres parejas y el staff de Flipper. Ayer dejé de escribir para despegar y luego no me apeteció seguir escribiendo y se me va acumulando el trabajo.

Tras ver el templo de la literatura decidimos parar a tomar algo, ya habíamos encontrado un sitio por la mañana donde poder tomar una Bia Hoi típica por 6.000 VND y nos pusimos a buscar.
 
Acabamos perdidos por unas callejuelas estrechas que al final no llevaban a ningún sitio y nos tuvimos que dar la vuelta... hacía muchísimo calor en la calle y cuando por fin encontramos un bar con mesas libres a la sombra nos sentamos sin importarnos que, dentro de lo que son los bares vietnamitas, este tenia una pinta especialmente cutre. 

Nos costó hacernos entender porque nadie hablaba inglés y enseñando 3 dedos y diciendo Bia Hoi conseguimos que nos trajeran 3 cervezas de estas suaves en 3 vasos roñosos y mellados. Luego hicimos el gesto de comer y nos trajeron una carta pero como sólo el título de cada página estaba traducido al inglés se me ocurrió pedir 3 sopas de pollo porque pensé que con eso no podía fallar. !Error! Al rato aparecieron 3 cuencos super calientes con una masa mocosa y amarillenta con tropezones y a Gema, según lo vio, le dieron arcadas. 
  
Oli y yo lo probamos, la textura era como una mezcla de gelatina con natillas y, de hecho el sabor era como mezclar sopa de pollo con natillas. Bien, como estaba claro que no íbamos a ser capaces de comerlo decidimos ir a ver lo que comían los demás y a señalar un plato apetecible. En la mesa de al lado un señor farfulló en inglés que qué queríamos yo me señalé el ojo (mirar), hice el gesto de comer y señalé alrededor. Tras mirar las otras mesas lo más apetecible lo estaban comiendo este señor y sus amigotes, parecían los trozos de pollo y carne que suele haber en la paella y le dije: 
--We want this. 

Él dijo algo en vietnamita y sus colegas se descojonaron de la risa. 

--No, no, no, you don`t want to eat this. This is dog... wuf, wuf!! 

Vamos, que estaban comiendo perro. Al final le pedimos rice, chiken, salat, en principio para Gema... Pero nos trajeron pollo con ensalada y arroz a los tres y comimos bastante bien al final.

Os tengo que dejar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada