viernes, 26 de abril de 2013

Cuba: diario de viaje (día 8)

-- 30 de marzo de 2013 --
(Escribe Juan)

A la mañana siguiente nos prepararon un desayuno cojonudo y nos fuimos a la escuela de buceo de la marina de Trinidad (Playa Ancón). Nos montamos en un barco en la misma playa. Éramos dos grupos, unos iban a bajar con otro monitor a 25 metros y nosotros íbamos a bajar con Igor a entre 8 y 10 metros. 

Nos pusimos el material y fuimos saltando de uno en uno del barco con un “paso de gigante”. Una vez estuvimos todos en el agua empezamos a bajar por la cuerda del ancla. Primero Raúl, después yo, luego Gema y por último Belén. 
A mi me costó un poco compensar la presión en el oído izquierdo pero cuando lo conseguí disfruté muchísimo de ese buceo, me moví con soltura y me di cuenta de que quiero aprender más y llegar a más profundidad… el caso es que todos disfrutamos muchísimo y a todos se nos hizo muy corto.
(Se nos hizo corto a todos)
Volvimos en el barco a la playa, pagamos y nos fuimos a tomar una cervecita a un bar que había en la playa de vuelta (Grill caribe). 

Tras la cervecita y 4 pizzas, Raúl y yo nos metimos a bucear con el snorkel. Allí pude ver muy de cerca un pez león, pensé que era un trozo de alga pero al verlo muy simétrico me acerqué a él y pude ver que se trababa de un pez, supe que podría ser venenoso cuando al acercarme más, en vez de huir me plantó cara en actitud chulesca, como diciendo “aquí estoy yo”. Raúl le sacó muy buenas fotos. 
Tras el baño me tiré en la sombra un rato, en la playa y luego estuve hablando un rato con unos chicos cubanos que estaban en la playa pasando un buen rato (estaban jugando con un machete y pensando que no hablaba castellano bromeaban con que me querían pelar la barba) 

Después volvimos a pasar por el chiringuito a refrescarnos el gaznate otro poco con unas cervezas, un refresco de Malta y dos mojitos. Luego decidimos parar en una cala que habíamos visto de camino a La Boca para ver la puesta de sol. Allí había una familia de cubanos, el cabeza de familia se llamaba Marcos nos dijo que vivía en Media Legua y que era conocido como El Guajiro y que si volvíamos a Cuba allí teníamos un amigo. Al llegar al borde del mar él nos preguntó si pensábamos bucear y le dijimos que íbamos a hacer snorkel…. Me pareció que le sorprendió así que le dije que si quería probar, que le dejaba unas gafas. Marcos accedió y le presté una de las gafas que llevábamos. Pese a que ya no hacía temperatura para bañarse nos acabamos metiendo y la verdad es que fue un buceo muy chulo porque junto a las rocas pudimos ver gran cantidad de peces e incluso fotografiar la puesta de sol desde el agua. 

 
Al salir intercambiamos opiniones y experiencias con Marcos. Gema y Belén como no se bañaron estuvieron hablando con las mujeres de esa familia todo el rato, se extrañaban de que no tuviéramos hijos ya que ellas ya eran madre con menos de 20 años… 

Marcos nos habló de las diferentes divisas, de los salarios en Cuba y de muchas otras cosa. Me alegro de haber tenido la oportunidad de hablar con él y de haberle dejado a él y a su hija que probaran a bucear con snorkel . Tras una calurosa despedida de ese curioso y tremendamente amable grupo humano nos fuimos a casa, nos duchamos y cenamos. 

González y su mujer volvieron a preparar una gran cena y tras la cena mantuvimos una gran conversación con él y su mujer. Entre otras muchas cosas nos explicaron que tanto la sanidad (“el pueblo cubano es solidario con todos por igual”) como la educación (“El pueblo cubano es muy culto, el que no tiene estudios superiores es porque no ha querido estudiar, aquí casi todos somos licenciados con estudios superiores”) son gratuitos. 
Ellos, los dos, son licenciados en derecho y ejercían como tal hasta que les salió la oportunidad de dirigir la casa. Estuvimos conversando unas dos horas, lo que pueden durar dos mojitos bebiéndolos sin prisa, disfrutando cada sorbito y disfrutanto también de las sabias palabras y la gran (grandes) lección de historia de Cuba con la que nos deleitó González. Y así, conociendo un poco mejor los entresijos de los orígenes del bloqueo a Cuba y terminamos con otro maravilloso día de buceo y playas caribeñas en Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada